El español es la lengua más extendida en el territorio mexicano, aunque no existe ninguna declaratoria legal que lo convierta en lengua oficial.  Es el idioma oficial de facto, considerada su vasta difusión en los documentos oficiales y en la enseñanza. La mayoria de la población mexicana (97%) lo emplea como lengua materna. El idioma llegó a México a través de los conquistadores hispanicos durante las primeras décadas del siglo XVI y a partir de su penetración en la Nueva España, la lengua española fue siempre más empleada en ámbito administrativo y difundida también por medio de la supresión de sus culturas étnicas. Pero, los  autóctonos siguieron empleando mayoritariamente sus lenguas entre ellos a lo largo de los siglos.

Abordar el tema de las lenguas indígenas de México es empezar a comprender la vasta diversidad cultural y lingüística de esa nación y enfrentar culturas que han perdurado más de 500 años a pesar de los esfuerzos sistemáticos para aniquilarlas.

Las lenguas indígenas más habladas en México son 10. Se tratan del náhuatl, el chol, el totonaca, el mazateco, el mixteco, el zapoteco, el otomí, el tzotzil, el tzeltal y el maya. Estas diez lenguas las hablan el 75% de la población que domina una lengua indígena en el país.

La Constitución de 1917, elaborada después de la Revolución, también tuvo un claro enfoque en la preservación de la identidad de las lenguas de México y de la multiculturalidad del país. La Constitución establece que todos los grupos indígenas tienen derecho a proteger y enriquecer su propia lengua. En 2002 se promulgó la Ley de Derechos Lingüísticos para proteger las lenguas indígenas mexicanas y fomentar la educación bilingüe e intercultural.

Pero, en décadas recientes se registra una leve reducción en el número de hablantes de estas lenguas en México.  Puede ser que se ha llegado a un momento crucial y que estas lenguas indígenas enfrentan graves amenazas para su existencia en las décadas venideras.   Los jóvenes indígenas mexicanos parecen estar perdiendo el interés por hablar las lenguas de sus ancestros.  Otros dos importantes factores son la reducción en la tasa de natalidad y la emigración de indígenas a zonas urbanas de México y a los Estados Unidos. Sin embargo, la costumbre de hablar con los hijos en la lengua de origen declina tan pronto como la familia se establece en los Estados Unidos.

El foro Permanente de las Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas  propuso a la Asamblea General de las Naciones Unidas que el 2019 fuera celebrado como el Año Internacional de las Lenguas Indígenas, durante el cual se trabajará alrededor del mundo en promover y proteger estas lenguas, así como en mejorar la vida de sus hablantes. Se destacó que uno de los grandes valores que puede tener esta celebración es concientizar a la gente de la diversidad lingüística y cultural que hay en nuestro país y alertar sobre las consecuencias que tiene el hecho de que se dejen de hablar los diferentes idiomas indígenas.

 

 

Lascia un Commento